Seguramente, le lloverán críticas feroces al expresidente Zapatero por hablar del problema catalán. Pero, para mí, es el único político al que he escuchado dar una opinión coherente. Porque hablar de aplicar el artículo 155 como tema exclusivo no es la solución, como pregona la derecha, porque ya hemos visto para lo que valió. A no ser que su único objetivo sea el de estar enfrentados permanentemente para conseguir votos, y habiendo perdido la representación casi completa en esa comunidad. Por cierto, ¿no se llama romper España a eso? ¿O romper España es lo que ha hecho Sánchez al tratar de hablar con ellos? Con ETA se habló,había que intentarlo y salió bien. Aquí se juega una partida que solo consiste en votos sin arreglar nada. Y ondeando la bandera, todo el mundo contento.

César Moya Villasante. Madrid

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.




Source link

Deja un comentario