Mientras los políticos siguen enfrascados en sus posiciones inamovibles; mientras miran, exclusivamente, sus intereses personales e ignoran los de los ciudadanos; mientras hay una casi parálisis de asuntos de muchísimo interés para todos; mientras asistimos a pactos vergonzantes, a intrigas penosas y a declaraciones que dan grima, añadiendo insultos y hasta injurias; mientras todo esto sucede, sigue habiendo buen número de desahucios, los alquileres se ponen por las nubes, las listas de espera de la sanidad pública son eternas, los empleos siguen siendo precarios y los salarios indignos, nuestros licenciados universitarios tienen que emigrar y los pícaros siguen vendiendo o alquilando cubículos infames como viviendas. Se podrían añadir algunas cosas más, pero me parece que es más que suficiente para ver que nos siguen tomando el pelo.

Ángel Villegas Bravo. Madrid

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.




Source link

Deja un comentario