La mañana de este sábado, un desconocido irrumpió en la capilla ardiente instalada en el Congreso de los Diputados en Madrid por el fallecido exvicepresidente del Gobierno Alfredo Pérez Rubalcaba, y arrojó unos papeles frente al féretro. El hombre también exigió a gritos hablar con la ministra de Defensa o el director del Centro Nacional de Inteligencia.

El actual presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que estaba presente en el velatorio junto con otros altos cargos del país, intentó tranquilizar al hombre y lo llevó fuera de la sala.


Source link

Deja un comentario