EL PAÍS cometió este miércoles una equivocación al usar un titular inadecuado. Durante solo una hora, pero en la portada de la web. El portero Iker Casillas acababa de sufrir un infarto y, además de difundir la noticia, el periódico publicó horas después una galería de fotos históricas de actuaciones del futbolista con este desafortunado titular: “Casillas, de parada en parada”. 

Las críticas, los insultos y las descalificaciones se expandieron por doquier. En algunos casos, las quejas eran razonadas. En otros muchos más, sin medida, con interpretaciones tan inventadas como malintencionadas. Algunas personas se cebaron con el diario incluso cuando fueron informadas de que la web del periódico ya había modificado el título.

Todo se originó a media tarde en la sección de Deportes, que recibió el encargo de la directora, Sol Gallego-Díaz, de elaborar esa fotogalería. “La intención fue hacer un homenaje a Casillas y nos pusimos a la obra con esmero y cariño hasta que encontramos los paradones de Iker que han glorificado su carrera”, cuenta el redactor jefe de la sección, José Sámano.

El segundo de Deportes, Juan Morenilla, también presente en ese momento en la sección, intercambió con Sámano y otros redactores posibles titulares de esa pieza. Los dos cuentan que se manejaron las opciones de “Casillas, los grandes paradones” y “De paradón en paradón”, que fue la elegida. “Por un malentendido, por un descuido”, dice Morenilla, “el redactor al teclado escribió ‘de parada en parada”.

Así llegó el texto a la mesa de la web, donde nadie puso objeciones. El subdirector en ese momento, Bernardo Marín, cuenta que el titular pasó los controles sin problemas porque nadie percibió el doble sentido de la frase en un caso de infarto. Lo que niegan todos cuantos intervinieron en el proceso es la más mínima intención de hacer una broma con ese titular.

“Nunca hubo la menor intención de bromear sobre un asunto tan grave, ni de buscar clics con una frase pretendidamente graciosa”, asevera Bernardo Marín. “¿A quién se le ocurre que vamos a hacer una broma con un problema tan serio?”, se pregunta Morenilla. “Era una pieza sobre su historia deportiva y no nos percatamos de la posible interpretación negativa”, añade Sámano.

Lo cierto es que sí hubo lectores que percibieron que el titular era realmente desafortunado, poco fino, y las redes se llenaron de insultos y clases gratuitas de periodismo. El titular, que se había difundido a las 20.00, fue modificado poco después de las 21.00, en cuanto llegaron a la Redacción las primeras quejas. “Las mejores actuaciones de Iker Casillas”, decía el nuevo encabezamiento, junto a este sumario: “Un repaso a los grandes momentos del portero español”.

Entre las estruendosas y exageradas reacciones por esa falta de finura, pocas se refirieron a los protagonistas más directamente afectados: Iker Casillas, su familia y sus amigos. Para ellos, nuestras disculpas si alguno malinterpretó la frase. Para los lectores, nuestro propósito de enmienda, nuestra voluntad de ser más sensibles a la hora de escribir titulares que no dejen lugar a la duda.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.




Source link

Deja un comentario