Un informe pericial encargado por la plataforma de afectados por las primarias de Ciudadanos certifica que el sistema informático de votación utilizado por la formación naranja en sus primarias no garantiza ni la limpieza del procedimiento ni el secreto de la decisión de cada afiliado.

Los abogados de la plataforma, el bufete madrileño Orbis, estudiarán ahora si el contenido del informe ofrece una base legal suficiente para denunciar los hechos a la Fiscalía y pedirle que, entre otras cosas, que la justicia tenga acceso a los ordenadores de Ciudadanos para establecer si ha habido manipulación de los votos en las primarias o si el procedimiento no protege la identidad de los votantes.

Los afectados por las primarias, organizados en torno a la Plataforma Dedocracia.es, que asegura representar a más de un centenar de personas entre militantes y exmilitantes de Ciudadanos, encargaron el informe a la Asociación Nacional de Tasadores y Peritos Judiciales Informáticos. Su redactor, el perito Luis Navas, explicó este lunes en rueda de prensa lo poco que han podido establecer a partir de la información remitida por Ciudadanos a los militantes que la solicitaron.

En primer lugar, que la certificación digital emitida por la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (FNMT) que la formación naranja alega como prueba de la limpieza de la votación no garantiza nada más que que la emisión de un voto que le remite Ciudadanos, no que el sufragio haya sido emitido por un militante. Esto es así, explicó Navas, porque los servidores del partido intermedian todo el procedimiento: el afiliado vota a través de los servidores de Cs y la FNMT sólo certifica la información que el partido le remite.

¿Es esto una prueba de que la votación ha sido manipulada? Navas subrayó que no. Lo que han conseguido establecer es la vulnerabilidad del procedimiento, no que efectivamente se haya utilizado para falsear las votaciones de primarias. Para asegurarlo sería necesario tener acceso a los sistemas informáticos del partido y eso sólo es posible si el Cs lo autoriza —algo que parece muy poco probable, a la vista del hermetismo con el que la formación naranja ha tratado este asunto— o si la justicia lo ordena para establecer si se han cometido delitos.

El informe considera que el sistema de votación no impide que el administrador del sistema, o alguien que haya accedido a él de manera ilícita, pueda utilizar los datos de acceso de los militantes —DNI y contraseña— para votar en su nombre o hacerlo con los datos de afiliados de otras provincias o que no estén al corriente de las cuotas.

En las primarias de Castilla y León Ciudadanos reconoció un intento de pucherazo basado precisamente en esta mecánica. Un fraude que le obligó a anular 82 votos falsos que habían dado la victoria a la candidata preferida por Albert Rivera. Ciudadanos cambió el resultado y acabó proclamando candidato a su rival, Francisco Igea, que había sido portavoz de Sanidad en el Congreso, por nunca explicó qué había pasado realmente ni quién manipuló los votos. Tampoco nadie de la organización asumió responsabilidades por lo ocurrido.


Source link

Deja un comentario