Un estadounidense de 46 años que pasaba unas vacaciones familiares en Florida (Estados Unidos) se ha ahogado tras rescatar a su hija de ocho años de una poderosa corriente, según ha comunicado la Oficina del Sheriff del Condado de Lee.

Thomas Zakrewski, paseaba con su esposa y la menor por la isla de Upper Captiva cuando la mujer, que caminaba unos metros por delante, «miró hacia atrás y descubrió que su marido y su hija» estaban en apuros «dentro del agua».

Esa mujer se lanzó al mar de inmediato y alcanzó a que el fallecido «le pasara a la niña» poco antes de desaparecer en el golfo de México el pasado 9 de julio. Debido a «las aguas bravas y el viento considerable», los rescatistas tuvieron que recorrer la costa durante tres horas antes de encontrar el cadáver.

El Servicio Meteorológico de EE.UU. estima que este año ya han muerto en ese país 28 personas —12 de ellas en Florida— a causa de corrientes de resaca como la que arrastró a Thomas Zakrewski.

Las autoridades norteamericanas recomiendan prestar atención a las áreas próximas a los bancos de arena porque esas masas de agua que retroceden desde la costa hacia el mar no se aprecian a simple vista.


Source link

Deja un comentario