El diputado británico Hywel Williams ha denunciado este jueves ante la Cámara de los Comunes que varios parlamentarios «han sido vigilados por agentes» del Gobierno español en relación a sus labores sobre Catalunya. Su nombre es uno de los que aparecen en una nota informativa que envió el embajador en Reino Unido al gabinete del ministro Borrell con las novedades de la actividad de la delegación catalana.

Williams, del partido nacionalista galés Plaid Cymru, ha dicho en la Cámara de los Comunes que España hizo una «vigilancia encubierta» de las actividades del Grupo Parlamentario Multipartito sobre Cataluña (APPG, por sus siglas en inglés), formado por diputados de varios partidos y que él preside. Williams ha explicado que las pruebas de este espionaje se encuentran en los documentos que la Abogacía del Estado ha aportado al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña en la causa por el cierre de estas delegaciones catalanas que solicita el Ministerio de Exteriores, desvelados por eldiario.es.

Williams ha asegurado a sus colegas en la Cámara de los Comunes que los miembros del APPG sobre Cataluña que incluye diputados del gobernante Partido Conservador, el Partido Laborista, el Liberal Demócrata, el independentista Partido Nacionalista Escocés (SNP) y los galeses de Plaid Cymru han sido «vigilados».

Ha afirmado que en los documentos remitidos al TSJC «se alude a varias reuniones» del APPG, «incluida una en la que habló Josep Costa, vicepresidente del Gobierno catalán». En uno de los informes se incluye una referencia del diplomático de Londres que escribe que el independentismo publicita una foto de Josep Costa con Lindsay Hoyle, «deputy speaker del Parlamento, y «en fidelidad a la hiperbolización ya característica del secesionismo, fue presentada como un acto de bienvenida» de la diputada británica.

Las citas de la asociación «eran públicas»

El diputado galés ha señalado este jueves que las citas de esa asociación parlamentaria «eran públicas» y lamenta que «no había necesidad de que los participantes ocultaran sus identidades, incluidos los del Gobierno español». «Este asunto tiene aún camino por recorrer», ha declarado. Al final de su declaración, Williams ha pedido que se reconozca que «el espionaje por parte de un país supuestamente amigo, porque esto es lo que es, no tiene cabida aquí».

En su discurso, Williams ha mencionado que también se habla en los documentos de la diputada regional galesa Elin Jones, de la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, del SNP, «y de muchos más». Entre ellos, el propio presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow -antes miembro del Partido Conservador-, al que se acusa de no ser imparcial por un comentario que hizo el 13 de febrero, en respuesta a una pregunta suya, sobre el encarcelamiento de la expresidenta del Parlamento catalán Carme Forcadell.

El propio Williams aparece en una nota porque habría preguntado al speaker de la Cámara de los Lores si autorizaría un debate sobre la independencia en el Parlamento británico. «Bercow respondió afirmativamente y luego pontificó acerca de las bondades del sistema parlamentario en el Reino Unido que, a deferencia del español no permitiría enjuiciarle por organizar tal debate», escribe el diplomático español.

El llamado «All-Party Parliamentary Group on Catalonia» es un grupo de carácter informal constituido por diputados de diferentes corrientes para «desarrollar vínculos entre parlamentarios de este país y los de Cataluña». Según el registro publicado por los Comunes el pasado 19 de junio, está formado por Williams, presidente, y los vicepresidentes Douglas Chapman (SNP), Roger Godsiff (laborista), Baronesa Garden of Frognal (liberaldemócrata); Baronesa Hooper (conservadora); Lord Rennard (liberaldemócrata) y Andrew Rosindell (conservador).




Source link

Deja un comentario