El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha declarado el estado de emergencia en Luisiana debido al acercamiento de la tormenta tropical Barry.

Con esta medida, se liberan fondos y recursos federales que ese estado puede usar para hacer frente a la tormenta y sus eventuales secuelas. Por el momento, Barry se encuentra en el océano Atlántico frente a las costas de Luisiana desplazándose con vientos sostenidos de 85 kilómetros por hora, y se espera que toque tierra como huracán este sábado.


Source link

Deja un comentario