El presidente de EE.UU., Donald Trump, aboga por la apertura de más instituciones psiquiátricas para combatir la violencia armada. Los autores de los tiroteos masivos que azotan el país son «enfermos mentales y nadie habla de eso», afirmó este jueves durante una charla con periodistas.

Respondiendo a la pregunta sobre qué acciones ejecutivas prepara el Gobierno para enfrentar el problema de las armas, el mandatario norteamericano insistió en la importancia de la verificación de antecedentes para su compra y subrayó que los centros para el cuidado de la salud mental son necesarios.

«Tenemos que comenzar a construir instituciones [psiquiátricas] nuevamente porque, si observan las décadas de 1960 y 1970, muchas de estas fueron cerradas (…) No podemos permitir que estas personas estén por las calles«, reiteró Trump.

Las declaraciones del inquilino de la Casa Blanca se producen días después de las masacres en El Paso (Texas) y Dayton (Ohio), que se cobraron la vida de 31 personas, y luego de que este miércoles un sujeto armado protagonizara en Filadelfia (Pensilvania) un enfrentamiento con la Policía que dejó seis agentes heridos.

Trump aprovechó este último episodio para justificar la necesidad de la verificación de antecedentes, señalando que el responsable del tiroteo es un «loco» que había sido arrestado en numerosas ocasiones y que nunca debió haber tenido acceso a armamento.

Tras estos luctuosos actos, en la nación norteamericana se ha reavivado el debate sobre el control de armas. Donald Trump admitió la posibilidad de aprobar leyes más estrictas sobre el control de armas, pero la vinculó a la necesidad de una reforma migratoria.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!


Source link

Deja un comentario