Ángel Gabilondo, el candidato más votado en las últimas elecciones, ha recogido el guante de la «libertad» a la que han apelado PP, Ciudadanos y Vox para vertebrar su discurso en la Asamblea de Madrid. «Esgrimen su libertad para hacer frente común a lo que caricaturiza como la izquierda totalitaria. Es esa su visión frentista de la libertad», ha señalado dirigiéndose a la candidata del PP y a su bancada. «Su temor no es perder la libertad, es perder el poder», ha añadido. 

Gabilondo le ha recordado a Díaz Ayuso que la Comunidad de Madrid lleva «20 años gobernada» por el PP y que en la región, que ha definido como la «más libre de España para vivir» hay «sectores de la población alejados de la posibilidad de mejorar o de emanciparse». Para el socialista, el «frentismo bloquea una solución conjunta» a estos problemas, que, a su juicio, PP, Ciudadanos y Vox consideran una «cuestión menor». 

Por eso, y por la «corrupción» que ha asolado al PP de Madrid y que está «siendo investigada», el portavoz socialista ha considerado que «el cambio político se revela como una urgencia» en la Comunidad. «Si nuestra lista ha sido la más votada ha sido por la necesidad de una verdadera regeneración y una mayor justicia social», ha considerado, tras recordar que el PP ha perdido en los últimos años 832.000 votos. 

«En esta sesión se podría haber presentado una propuesta de cambio. Esto resta a nuestra comunidad una oportunidad», ha añadido el líder socialista, que ha reprochado al presidente de la Asamblea de Madrid su decisión no proponerlo como candidato por no tener atados los suficientes apoyos a priori.

Gabilondo ha confirmado su voto y el de su grupo en contra de la investidura y ha avanzado que el resultado de lo que haga cada uno «resultará moralizante, o no». «Este Parlamento demostrará si considera adecuada la financiación ilegal para favorecer a las campañas propias y así también diremos a la sociedad si la violencia de género es un problema grave, o si los servicios públicos deben depender de un cheque», ha apuntado. 

Como un «proyecto escorado a la derecha e incluso más allá» ha definido el candidato socialista el plan de Gobierno para la Comunidad de Madrid. «Unas políticas que cuestionan a no pocas personas el derecho a su libertad», ha afirmado.  Concretamente ha manifestado diferencias con la promesa estrella de la candidata de acometer más rebajas fiscales por las consecuencias en la «deuda y los servicios públicos». «Bajar impuestos a costa de incrementar la deuda ha sido un error, está siendo un error y seguirá siendo un error», ha indicado. 

Gabilondo también ha criticado que el PP de Madrid se erija como «baluarte contra el Gobierno de España cuando no coincide con su bloque político». «Lo que necesitamos es desbloqueo, apertura y consenso», ha concluido. 


Source link

Deja un comentario