Albert Rivera dijo hace unos días que ahora quería «centrarse más en los problemas de la gente». «Estamos hartos de hablar de Torra, de Puigdemont y de Bildu. Mientras no dejemos de hablar de ellos no habrá tren en Extremadura», aseguró en una entrevista. La decisión de Pedro Sánchez de elegir a Miquel Iceta como futuro presidente del Senado le ha servido como excusa para volver a meter a Catalunya en su discurso y colocarlo de nuevo como eje de su campaña para el 26M.

En Ciudadanos creen que la idea de Sánchez de que el líder del PSC sea la máxima autoridad en la Cámara Alta es toda una «declaración de intenciones» e incluso «una provocación». «Iceta no quiere el 155, es el que quiere indultar a los golpistas, el que está con los que quieren situarse al margen de la ley. Es el candidato del sanchismo para negociar. Yo no lo quiero bajo ningún concepto», recordó el aspirante de Cs a la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, este jueves en un desayuno informativo de Europa Press.

Esa idea, que comparte todo o casi todo el partido, ha llevado a Ciudadanos a extender el veto contra los socialistas a otras comunidades autónomas en donde ven difícil poder llegar a acuerdos postelectorales con los de Sánchez, mucho más ahora que creen que va a volver a gobernar «con Iglesias y los separatistas».

El propio Aguado ya ha dejado claro que no hay posibilidad de cerrar nada con el candidato socialista Ángel Gabilondo, porque ve a España «como una nación de naciones» y sostiene que el Estado debe mantener una «relación bilateral con Cataluña», por lo que «no está habilitado para gobernar la Comunidad».

Ante este nuevo escenario, tanto Rivera como Inés Arrimadas están dispuestos a utilizar nuevamente como ariete el tema de Catalunya contra Sánchez en esta campaña. Los dos centrarán sus discursos en clave más nacional para alertar del «peligro» de que Sánchez vuelva a las andadas y se deje llevar por las exigencias de «los que quieren romper España». «Somos el partido que une, no que divide a los españoles», proclamó Rivera este jueves en el inicio de la campaña.

Prioridad nº 1: ejercer como líder de la oposición 

Aunque el líder de Cs hará campaña con los principales candidatos -sobre todo en Madrid- ha dejado claro que su «prioridad número uno» va a ser ejercer ya como «líder de la oposición» sin esperar a ver qué pasa el 26M. El 21 de mayo se constituyen las nuevas Cortes y Rivera se estrenará en el Congreso en ese papel que está decidido a protagonizar. Y Sánchez estará en el centro de su diana, no Pablo Casado ni Vox, al que continúan ignorando. «Nosotros no vamos a hablar de los que se derrumban, hablaremos de Sánchez», advierten en el entorno del líder.

El resto de los candidatos se centrará en los problemas territoriales. El equipo electoral de Ciudadanos tiene claro que el mensaje en unas autonómicas y municipales tiene que ser distinto al de las generales y debe de estar dirigido fundamentalmente a hablar de los problemas «reales» de cada comunidad o municipio. Para ello, han elaborado tres Programas Marco -europeo, municipal y autonómico-, con las base de sus propuestas, aunque cada comunidad o municipio aportará sus medidas específicas, según fuentes del partido. El Consejo General del partido se reúne la semana que viene para aprobar los documentos tras acabar el plazo de enmiendas. 

Uno de sus objetivos del partido es volcarse en la «España rural» a la que Rivera lleva haciendo constantes guiños con el compromiso de impulsar un pacto de Estado contra la Despoblación, con rebajas fiscales y mejoras en sus servicios e infraestructuras para los municipios «olvidados». El equipo de Rivera recuerda que el 28A consiguieron buenos resultados en algunas de estas provincias que se siente «abandonadas», logrando ahora diputados en Huesca y Teruel, en detrimento del PP, o en Guadalajara, Segovia, Ávila, Palencia o Zamora, en donde no tenía representación.

Ni el CIS «de Tezanos» les rebaja el optimismo

En el partido aseguran que afrontan esta ‘segunda vuelta’ con optimismo. Ni siquiera lo han rebajado tras el último barómetro del CIS , que otorga al bloque de izquierdas una clara victoria en las triples elecciones del 26A, tanto en la Comunidad de Madrid como en el Ayuntamiento.

El secretario general del partido, José Manuel Villegas, aseguraba que la encuesta de Tezanos «no tiene ni pies ni cabeza», sobre todo -argumentó- porque está hecha antes del 28A y «no cuadra con el resultado de las propias elecciones generales». En su opinión, además, tiene una clara intención de favorecer al PSOE. «Ahora las campañas del PSOE no se inician con la pegada de carteles, sino que se inician con una encuesta de Tezanos pero pagada con el dinero de todos los españoles», ironizó.

Los de Rivera no se dejan impresionar por encuestas porque creen que tienen delante la oportunidad de demostrar ahora que Ciudadanos se va a consolidad como la alternativa de Gobierno al PSOE frente a un PP «desorientado» e inmerso en una grave crisis que puede llevarles a la «descomposición».

El equipo de campaña de Rivera destaca el gran crecimiento que ha experimentado desde 2015 el partido, que a base «de esfuerzo» y «tesón» ha pasado de presentarse solo en unos cuantos municipios y provincias logrando 1.527 concejales en toda España a presentar ahora 2.148 candidaturas.

Madrid va a ser el centro de todas las batallas, de ahí a que además del inicio y el fin de campaña, hayan programado varios actos en la capital a lo largo de estas dos semanas. El objetivo en Madrid es claro: consolidar el sorpaso al PP en aquellos municipios que lo lograron en las pasadas generales, aunque capital se les resiste. Sin embargo , están convencidos de que lograrán arrebatar a los conservadores la Joya de la Corona: la Comunidad de Madrid. Nada les rebaja el optimismo «ni el CIS de Tezanos, realizado con material caducado» porque, insisten, «no es el reflejo de la realidad que vive España».




Source link

Deja un comentario