La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha acusado al Open Arms de haber tenido disponible el puerto de Malta para desembarcar a los rescatados y haberlo rechazado, algo que niegan desde la ONG. «Pudo llegar a Malta pero se negó y se acercaron a las costas de Italia», ha afirmado Calvo en una entrevista con la Cadena SER. «El Open Arms no quiso entrar en Malta», ha reiterado. 

Desde los primeros rescates, el Open Arms aseguró haber pedido permiso para desembarcar Malta e Italia. Malta denegó el acceso a puerto, mientras que Italia no respondió de manera oficial, destacó la tripulación. No obstante, el Ejecutivo dice ahora que «Malta siempre dijo que no se quedaría con los migrantes y que se tenía que hacer un reparto» pero, una vez logrado el acuerdo informal de distribución el pasado miércoles, estaba dispuesto a recibirlos, ha asegurado. «El Open Arms se fue hacia Italia», ha reiterado. 

El Gobierno maltés no ha anunciado en todo este tiempo su disponibilidad a recibir a buque humanitario. Según Open Arms, sólo accedió a recepcionar a los últimos 39 rescatados, pero el capitán se negó ante el «riesgo de motín» a bordo por parte del resto de náufragos (más de un centenar), que acumulaban una semana atrapados en alta mar. 

Calvo ha defendido la gestión del Gobierno de la crisis del Open Arms, después de haber abierto sus puertos tras 18 días de bloqueo en alta mar. «Nosotros hemos ha asegurado. «Decidimos dar un paso al frente. Algeciras es el puerto que tenemos habilitado», ha indicado la vicepresidenta. La elección de la ciudad andaluza para recibir a los 107 rescatados fue criticada debido su lejanía, pues se trata de uno de los puertos españoles más alejados a la ubicación actual del barco. 

«Nos dijeron que estaban muy lejos y por eso ofrecimos Baleares. Pero también nos dijeron que no», ha criticado la vicepresidenta. El barco alerta de que la sítuación a bordo es «crítica» y teme que navegar hasta cualquier puerto español suponga un peligro para los náfragos, cuyo estado psicológico se ha deteriorado en los últimos días, siendo frecuentes los ataques de pánico, peleas o amenazas de suicidio a bordo. 

«La situación es crítica porque no pueden entrar [a puerto]» pero una vez que ese barco está bien y coja rumbo con todo tipo de ayuda, necesidades sanitarias,  los migrantes estarán tranquilos que navegan con certeza y seguridad», ha considerado Calvo. «Entendemos que no hay ningún problema». 

Desde el Gobierno han cuestionado de manera abierta la negativa de Matteo Salvini a abrir sus puertos al Open Arms. «La situación es complicada y tiene un componente de incumplimiento de las normas», ha destacado Calvo. «Ni con la resolución de las autoridades judiciales italianas, ha habido una respuesta y entonces hemos tomado una decisión», ha apuntado. «Visto desde fuera no sabemos qué más hacer. Algeciras es el mejor y el de baleares es más cercano. El año pasado el Open Arms estuvo en Algeciras», ha reiterado la vicepresidenta. 

 


Source link

Deja un comentario