Pepu Hernández (Madrid, 1958) ha cambiado el traje de exseleccionador de baloncesto por el de candidato del PSOE en tiempo récord. En los últimos meses ha mantenido una agenda frenética –primero para ganar las primarias y ahora para competir por la alcaldía de Madrid–. Lleva en su maletín los folletos de la campaña «uno para el autobús y otro más largo para el metro o el tren si hay transbordos», bromea. 

El fichaje estrella de Pedro Sánchez para el Ayuntamiento de la capital, que se mezcló con la multitud en la calle Ferraz para celebrar la victoria el 28A y pasó desapercibido, no se moja sobre si en España debe gobernar una coalición del PSOE con Unidas Podemos o si debe repetir un gobierno en solitario. Y tampoco clarifica cuál es su pretensión en Madrid, aunque sí cree que quedarse en la oposición a Carmena fue un error de los socialistas en 2015. «No sé si vamos a entrar en el gobierno de Más Madrid o Más Madrid va a entrar en nuestro gobierno, lo que tengo claro es que el modelo progresista es el que necesita Madrid». Hernández se queja de los «prejuicios» que todavía existen sobre el mundo del deporte y se reivindica como gestor por su labor al frente de equipo de baloncesto. 

¿En qué se diferencia su proyecto del de Manuela Carmena?

Una diferencia básica tiene que ver con la gestión. Realmente hay algunas propuestas que pueden parecerse, que pueden tener una sensibilidad parecida, como son los temas sobre igualdad o sostenibilidad de Madrid. A partir de ahí la cuestión diferencial para mí es la gestión. Creo que faltan muchas cosas por hacer. Tenemos necesidades urgentes, cuestiones muy importantes que tenemos que ir desarrollando lo antes posible. Con nuestro apoyo estas cuestiones fluirán con mayor facilidad.

Dice con su apoyo, ¿da por hecho que serán el soporte de Manuela Carmena?

El apoyo mutuo. Primero tienen que dar su voto los madrileños y madrileñas, veremos después realmente cuáles son los resultados. Pero por supuesto tenemos muy claro que hay una necesidad imperiosa para Madrid, no es una cuestión solamente de ser efectivos y de gestionar bien la ciudad, sino también es importante la imagen de Madrid hacia el exterior. Madrid no puede dar pasos atrás como piden algunos partidos. Por lo tanto, un gobierno de izquierdas es imprescindible porque si no viene el gobierno de las derechas. Dos derechas apoyadas por Vox que significarían años de retroceso para toda la ciudad y para todo el país.

Habla de gestión. Usted viene de una vida totalmente distinta de la política. ¿Cree que eso es un handicap para la gestión?

No, yo lo que he hecho ha sido gestionar. Existe un prejuicio sobre la gente del deporte y sobre el deporte, pero yo en el deporte lo único que he hecho básicamente ha sido gestionar, tomar decisiones, marcar las preferencias, trabajar con un equipo que para mí es imprescindible. Muchas veces se está hablando de candidatos y lógicamente se tiene que hacer, pero lo que yo propongo es el trabajo de un equipo para toda la ciudad. Estoy tremendamente orgulloso de contar con un gran equipo que nos puede dar soluciones, ideas, propuestas, pero que también sirve para gestionar Madrid con mucha más eficacia.

¿Qué ha visto en la política en esta campaña que no conocía?

Para mí hay muchas novedades. Lógicamente cosas que me podía imaginar como ciudadano. Sigo teniendo esa perspectiva de ciudadano que no quiero abandonar ni un momento. Posiblemente por eso no me expreso en los términos políticos adecuados, pero sí en los términos de sensibilidad con los ciudadanos. Pero por supuesto que hay novedades. A veces me preguntáis: «¿Y cómo va la campaña?» y yo digo que bien. Como no sé cómo es una campaña tengo que fiarme mucho de lo que me dice el equipo. El equipo y yo estamos percibiendo también en la calle que las cosas van muy bien. Porque no estamos recibiendo solo los apoyos de la gente que más o menos me conoce por el deporte o de gente cercana al Partido Socialista, sino que otros muchos lo están reflejando así. Percibo muy buenas sensaciones que se tienen que traducir en más ilusión, en muchísima más movilización y también muchísima más participación.

En el PSOE había mucha preocupación porque llevan 30 años sin tocar el poder en la Comunidad de Madrid y en el Ayuntamiento y consideran que esta es la última oportunidad para que la federación no explote por los aires. ¿Siente el apoyo del partido?

Mucho. Sobre todo las sensaciones de ilusión. Las traducimos y decimos que Madrid nos está esperando, nos ha estado esperando demasiados años. Porque hay una necesidad de cambiar. No cambiar estos últimos cuatro años, sino de funcionar muchísimo mejor, hacer mucho más clara y transparente la idea de transformación que necesita Madrid. Venimos de 26 años de gobiernos del PP con políticas nefastas para Madrid. Se ha endeudado Madrid, ha habido muchísimas dificultades, se ha trabajado solamente para unos pocos y ha habido un desequilibrio en determinados distritos y barrios que no podemos consentir. Nosotros queremos trabajar por la igualdad entre distritos del norte y del sur, por la necesidad de que hombres y mujeres sean también cada vez más iguales. Y también por la sostenibilidad, por la necesidad de políticas que luchen contra la contaminación.

En algunos de los debates se le ha visto leyendo mucho, durante los primeros días no respondió a preguntas de los periodistas y siempre va usted acompañado de pesos pesados del equipo. ¿Hay que proteger a un candidato recién llegado?

No es una cuestión de proteger. Estoy tratando de reflejar siempre que el equipo es lo que importa. Hay gente con conocimiento de la actividad municipal, pero también con conocimientos en determinadas materias que son las más importantes que necesita Madrid. Estoy muy agradecido de las incorporaciones que hemos tenido y de los que tienen el conocimiento de la gestión de estos últimos cuatro años en el Ayuntamiento, dando muchas ideas que el partido de Ahora Madrid ha llevado a la práctica en muchas ocasiones. Cuando planteo unas cosas, y las leo y las digo, simplemente es porque queremos decir las cosas muy claras, porque queremos ser muy concisos y porque yo también he pedido que el programa sea no solamente electoral sino que sea un programa de gobierno que se pueda llevar a la práctica de verdad. No estamos aquí para prometer cosas que no podamos llegar a cumplir.

¿En ese equipo echa en falta a los que fueron sus rivales en las primarias?

No. Entiendo que la aportación ha sido fantástica y la estoy percibiendo constantemente por los dos rivales que tuvimos en las primarias. Nos están apoyando porque realmente es lo que yo pretendía, que el equipo no fuera solamente de unas cuantas personas. 

El CIS prevé la posibilidad de que Carmena siga gobernando con el apoyo del Partido Socialista y aunque usted mejoraría los resultados del PSOE respecto a 2015 parece que no ha sido suficiente. ¿A qué lo atribuye?

Primero hay que decir que no hemos terminado. Tenemos que esperar a que llegue el momento de la votación. Queremos mejorar las buenas sensaciones que tenemos. Recibimos estos datos del CIS como un apoyo, un acicate, una ilusión más para seguir trabajando pero sabemos que lógicamente la votación es el día 26 y ahí es donde tenemos que llegar con los mejores resultados posibles. Creo que lo vamos a hacer porque seguimos creciendo. No es una cuestión de que se haya parado, seguimos creciendo y nuestra apuesta además es que tiene que haber mucha movilización y mucha participación.

Si se cumple ese pronóstico y Carmena es la fuerza más votada y puede gobernar gracias al apoyo del Partido Socialista, ¿estaría dispuesto a entrar en un gobierno o preferiría quedarse en la oposición?

No sé si vamos a entrar en el gobierno de Más Madrid o Más Madrid va a entrar en nuestro gobierno, lo que tengo claro es que el modelo progresista es el que necesita Madrid. Es el que está pidiendo España, también porque estamos tratando de dejar atrás lo más complicado que puede ser un gobierno de derechas con políticas que ya se han demostrado como son y sobre todo con el apoyo de Vox. Por lo tanto las dos izquierdas deben gobernar en Madrid.

Entonces un gobierno de coalición.

Veremos en qué medida y cómo son los resultados. Hay que esperar a ese día, es muy importante. Solo espero que Madrid vote progreso.

¿Y qué posición le gustaría tener en ese futuro gobierno progresista?

No estoy hablando de sitios, de sillas o de cargos. La cuestión más importante para mí es ayudar. He venido a ayudar. Y si los madrileños consideran que puedo ayudar, nos apoyarán. Si nuestras propuestas son buenas, nos apoyarán. Entrar en una coalición de gobierno o una serie de pactos no es mi prioridad ahora. 

Pero en una anterior entrevista en eldiario.es dijo que había sido un error no haber entrado en el gobierno estos cuatro años.

Lo sigo pensando, creo que fue un error no entrar en el gobierno. Ha sido de alguna manera perjudicial y por eso estamos tratando de remontar. El último periodo de gestión ha sido negativo para el partido socialista, porque ha demostrado muchísimo más valor de lo que realmente se le ha reconocido.

No quiere hablar de su silla pero la alcaldesa ha dicho que ella entraría en un Gobierno socialista. ¿Qué puesto le daría a la Carmena, una persona que ha estado al frente de Madrid, en un futuro gobierno?

La alcaldesa tiene una experiencia extraordinaria porque ha estado cuatro años al frente del Ayuntamiento. Le daría muchísimo valor, lógicamente. Ha gestionado directamente la ciudad, aunque se podía haber hecho mucho más. Nosotros queremos darle también esa fuerza, esa energía para gestionar más rápido y mejor las cosas, una puesta en común mucho más rápida porque lo necesita Madrid.

¿Pero qué lugar le daría a Carmena?

No hablo de sillas, no hablo de puestos, porque realmente es una cosa que me pilla muy lejos. Estamos en otra etapa, estamos en otra línea y por supuesto colaboración máxima. Tenemos sensibilidades muy parecidas, en las formas de hacerlo puede haber diferencias. Pero al final es una apuesta en común que puede ser relativamente sencilla. Espero que así sea.

El CIS han sido buenas noticias para la izquierda en Madrid pero realmente los resultados en las generales daban una mayoría a la derecha en la capital. ¿A qué atribuye ese resultado?

Si extrapolamos los resultados son más de 800.000 votos en Madrid para la izquierda, frente a aproximadamente 900.000 votos para la derecha. Por eso tenemos que seguir demostrando que somos capaces de revertir esta situación. Es una cuestión no solamente de imagen y de gestión, sino también de qué modelo de Madrid queremos para ejercer un contrapeso a esos 26 años que han sido nefastos de los gobiernos de la derecha. Lo vemos también en sus propuestas. Proponen más desigualdad, y nosotros trabajar para el conjunto de la ciudadanía. Tenemos que seguir insistiendo, comunicando, haciendo propuestas para demostrar que Madrid merece progreso.

En una entrevista con la revista Mongolia usted dijo que el PSOE no estaba muy lejos en algunos planteamientos de Ciudadanos mientras que a la vez decía que no se sentía cercano a Podemos porque es una persona «moderada». ¿Quiere decir esto que se siente más cómodo con Ciudadanos que con Podemos?

No estoy muy seguro de haber dicho las cosas así. Me siento una persona moderada, eso lo tengo clarísimo. Moderada, pero progresista. Algunas personas o algunas tendencias dentro de Podemos en un momento determinado han planteado demasiadas dificultades para el desarrollo de la ciudad. Eso se ha demostrado porque Manuela Carmena ha tenido que prescindir de determinadas personas en su equipo y ha sido una complicación extra también para este período de gestión en Madrid. Han perdido mucho tiempo poniéndose de acuerdo, discutiendo entre ellos y ha quedado poco tiempo para que realmente se hicieran muchas más cosas en este periodo de cuatro años. 

De quien sí está alejado por lo que dice es de Carlos Sánchez Mato, el candidato de Madrid en Pie.

Personalmente, no. Posiblemente en formas de actuar y en algunas ideas podría ser. Lo que quiero dejar claro es que no estamos cerca de Ciudadanos. Me da la impresión de que las políticas liberales en este momento en el siglo XXI son políticas de «arreglárselas usted como pueda» y si tienes dinero vas a salir para adelante. Yo soy más de hacer políticas para dar oportunidades a todos. Eso nos diferencia mucho de Ciudadanos y de las políticas de derechas. 

Usted, en la anterior entrevista en el eldiario.es no cerraba la puerta a pactos con Ciudadanos, ¿ha cambiado esa percepción?

Se pueden llegar a acuerdos con cualquier partido, porque puede haber ideas que sean comunes para todos. Otra cosa son los pactos. A lo mejor me he expresado mal y pido disculpas por si la cuestión de los pactos con Ciudadanos se ha malinterpretado. De lo que me he quejado no es solamente de que Ciudadanos vete al Partido Socialista porque todavía no entiendo por qué. Se basan en falsedades, en mentiras, en exageraciones, en determinadas cuestiones que me parece que son estrictamente inventadas. Lo que es cierto es que Ciudadanos no ha vetado todavía nunca a Vox y eso no lo entiendo.

En 2008 dijo que veía a Mariano Rajoy con mayor capacidad de reflejos que a José Luis Rodríguez Zapatero. Que se jugaría el último triple con él. ¿Votó usted a Rajoy?

Me van perseguir esas declaraciones siempre. No, nunca he votado al PP y nunca he votado a Rajoy. Nunca he votado a otro partido que no fuera el PSOE. Me hicieron una pregunta anterior en la que respondí que Rodríguez Zapatero. Simplemente no sé si fue un intento de compensar o ser agradable con dos personas, pero lo dije sinceramente tanto en uno como en otro. Pero solamente se refleja la pregunta en la que propuse que Rajoy tirara ese triple hipotético. Son cosas que pasan.

Y ahora, de los rivales de Pedro Sánchez, ¿a quién ve con más reflejos?

Yo veo una cantidad de cuestiones positivas en Pedro Sánchez.

Pero le pregunto por sus rivales.

Me gusta mucho la actitud que tiene Pablo Iglesias.

Hablando de Pedro Sánchez, es usted su apuesta personal, ¿siente esa responsabilidad?

He sido su apuesta personal y lo recojo con mucha ilusión, pero deja de ser solo una apuesta personal cuando se refrenda en unas primarias. Me presenté a las primarias y salí elegido con afortunadamente el 64% de los votos de los militantes en Madrid. Para mí eso ha sido una sensación de apoyo y de ayuda absolutamente de todo el partido, como estoy percibiendo en muchos casos tanto desde el partido como por parte de ministras y ministros. 

Usted ha dejado bastante claro que en Madrid debe haber un gobierno de coalición de izquierdas. En el caso de Pedro Sánchez y dado que le gusta la actitud que está teniendo Pablo Iglesias, ¿cree que debería seguir la agenda del Gobierno en coalición?

Es una cuestión del presidente del Gobierno, de las propuestas que quiere hacer. Se pueden llegar a pactos. Se ha mostrado durante diez meses que con 84 diputados se han podido hacer muchísimas cosas, muchísimos avances y con 123 se podrá hacer mucho más y mejor. Pero es una cuestión del Gobierno que es el que toma esas decisiones de llegar a acuerdos puntuales o gobiernos de coalición.

¿Le gustaría ver unos Juegos Olímpicos en Madrid?

Me gustaría mucho, pero creo que Madrid tiene otras prioridades en este momento. Como soy un hombre que proviene del deporte entiendo que los cosas deben construirse siempre desde la base. Si Madrid no se muestra mucho más igual estaríamos haciendo unos Juegos como los de Río de Janeiro. Los viví, estuve allí, y vi una ciudad maravillosa y una ciudad terriblemente desigual, donde la gente no estaba por los Juegos Olímpicos. Y yo quiero que todos estén en Madrid por Juegos Olímpicos porque realmente todo Madrid ha evolucionado, se ha desarrollado. ¿En qué condiciones? En condiciones de igualdad, en condiciones de equilibrio, en condiciones de ser toda una ciudad potente al mismo tiempo, no solamente en determinados barrios. Que los barrios del sur se igualen algo más a los del norte. Que sea una ciudad más sostenible. Todo eso hará una ciudad más desarrollada que puede aspirar a los Juegos Olímpicos. Madrid nunca puede dejar de pensar en esa opción. No se trata de dejarlo aparcado, pero sí es cierto que hay otras prioridades para Madrid.

No es el momento entonces.

Creo que no es el momento. No se trata de aparcarlo, pero sinceramente Madrid tiene otras urgencias, necesita desarrollo y equilibrio y cuando se vaya perfilando eso por supuesto se pensará en los Juegos.

Usted reivindica siempre que Madrid Central es una propuesta socialista. ¿Ampliaría la restricción del tráfico a otras zonas de la ciudad?

Es una propuesta socialista. Madrid Central es muy importante y hay que ejercer una vigilancia y control constante, escuchar a todos los afectados o beneficiados, a todos los agentes implicados que son, en definitiva, vecinos, comerciantes, visitantes, turistas… Tiene que ser una cuestión vital en la lucha contra la contaminación y por otro lado por la sostenibilidad y por la movilidad en todo Madrid. Madrid no es solamente el centro de Madrid. Parece que solamente es ahí el problema de Madrid. Por eso también hay que ir a por planes especiales para otros distritos donde están sufriendo un problema de contaminación, de salud pública.

¿Puede poner un ejemplo de qué medidas son esas y en qué distrito se plantearían?

Es trabajar sobre una movilidad mucho más sostenible, es trabajar sobre muchísimas más plazas en aparcamientos disuasorios; es trabajar sobre otro tipo de movilidad también utilizando la bicicleta; es darle prioridad en todo caso al peatón; es trabajar sobre planes en determinados barrios sobre la calidad del aire. Es trabajar sobre todo eso, pero también con cuestiones relacionadas con urbanismo, con la sostenibilidad de los edificios. Es decir, no hay una medida que pueda solucionarlos, sino que es un cómputo y la unión de muchas medidas. Realmente hay muchas soluciones. 

Uno de los problemas graves que hay actualmente en Madrid es la vivienda. El PSOE plantea ampliar el parque de viviendas públicas de alquiler en 150.000. ¿Cómo lo va a hacer?

Lo que planteamos es que Madrid necesita ponerse al nivel de otras ciudades europeas que han resuelto este problema, no se resuelve todo pero sí lo palían bastante, que están en torno a un 24% o el 25%. Madrid está en un 2%. Tenemos que ampliar el parque de vivienda de alquiler hacia el 20% porque creemos que eso reequilibrará. Madrid está teniendo un grave problema, un joven no se puede emancipar hasta los 34 años de media y en cinco años el precio del alquiler ha subido un 42%. Y no es una cuestión solamente del centro, de Chamartín o de Chamberí, sino también de Villaverde y Puente de Vallecas. Son cuestiones muy importantes que tenemos que trabajar. Pero también decimos que hay 150.000 viviendas desocupadas en Madrid y esas situaciones también se tienen que revertir.  En muchos casos no salen al alquiler porque necesitan una rehabilitación. Por lo tanto ayudaremos. Son casi 16.000 las viviendas que si se rehabilitan y se mejoran, se pueden poner en alquiler y estaríamos sumando. Al final lo que me preocupa es sumar.

Con su plan de rehabilitación de las viviendas vacías, ¿penalizaría a los propietarios que las mantuvieran vacías o contempla expropiarlas?

No es algo que nos hemos planteado, nosotros pensamos en proactivo, no estamos pensando en una multa o una sanción. Estamos pensando en facilitar, que quiere decir gestionar rápido y bien, no crear problemas. Los ciudadanos ya tienen bastantes problemas en Madrid en su vida normal y habitual como para crearles más. Se trata de que esas viviendas puedan ser rehabilitadas, por supuesto con la cooperación público-privada para tratar de solucionar los problemas, que no sea excesivamente gravoso ni para el Ayuntamiento ni para las personas, pero que inmediatamente puedan ser puestas en alquiler. Pero no estamos en la sanción. Estamos en el momento de tratar de poner el mayor número de viviendas para el alquiler posible, sea porque se construyen, sea porque se hacen, sea porque el propietario puede ser el ayuntamiento. Es decir, facilitar las cosas para que se puedan poner en alquiler. Y así equilibramos un poquito más los precios.

Uno de los problemas que ha tenido este gobierno a la hora de plantear medidas sobre vivienda es que las competencias no son municipales, son estatales o de la Comunidad de Madrid. ¿Pedirá más competencias a la Comunidad y al Gobierno central que va a estar en manos del PSOE?

Yo estoy por que haya muchísima más coordinación. Necesitamos una coordinación muy especial con la Comunidad de Madrid. Ojalá sea con Ángel Gabilondo con quien creo que sería mucho más sencillo, porque estamos de acuerdo ya. Y con el Gobierno de Pedro Sánchez que tiene otro tipo de competencias con el que buscaremos también el apoyo. También creo que hace falta alguna competencia más para la ciudad. Las competencias en educación, en sanidad, etc. Debemos tener más posibilidad sobre la gestión para que no tengamos que depender tanto. 

Una de las medidas que se está poniendo sobre la mesa es ceder suelo público a promotoras privadas para que construyan viviendas. ¿Está de acuerdo con esta medida?

Nosotros estamos mucho más por que la gestión del suelo público lo ejerzan los poderes públicos. Madrid puede convertirse en propietario por así decirlo, para las necesidades sociales, para necesidades de la gente que tiene un índice de vulnerabilidad muy alto. Vuelvo a insistir en el equilibrio, pero lógicamente creo que debemos buscar mucho más la potencia del Ayuntamiento de Madrid, que puede ser mucho más de cara a este tipo de gestiones.

Otra de esas propuestas es el cohousing para personas mayores, ¿cómo se materializaría?

Se trata de favorecer, de ayudar, de facilitar esas cuestiones. Lógicamente se necesita cohousing y puede ser entre personas mayores o entre distintas generaciones. Pero sobre todo tenemos que crear una red de viviendas que lo permitan.

¿Cree que los turistas deben pagar una tasa cuando vengan a Madrid?

Es un tema complicado y controvertido pero creo que en un momento determinado podría servir. Podría existir una tasa que lógicamente no sería gravosa para el visitante, pero que podría ayudar a que Madrid siguiera siendo muy atractivo. Pero Madrid no puede ser atractivo solamente en distritos determinados o solamente en el centro. Hay que llevar el atractivo a todos los barrios. Por eso insisto en la igualdad también entre los distritos. Si todo el turismo está concentrado en un mismo punto es un problema para Madrid porque se transforman los barrios y ya no son de residentes son barrios de actividad nada más.

Entiendo que la tasa no está en su programa pero que estaría dispuesto a estudiarla.

Podríamos estudiarlo sí, y aplicarlo para hacer una ciudad mucho más atractiva en todos los sentidos. 

Ahora Madrid quiere entrar en el accionariado de Metro para recuperar esas acciones que vendió Alberto Ruiz-Gallardón, ¿es una opción que contempla también el Partido Socialista?

Sí. No sé exactamente si en el accionariado, pero pensamos que tenemos que tener un mayor control sobre el transporte público. El otro día estuve esperando en el andén diez minutos, estábamos abrazados y casi nos caíamos a las vías, porque a las doce y media del sábado no se consideraba hora punta. Tenemos que tener más poder de gestión sobre estas cuestiones porque hay que facilitarle la vida a los madrileños. Nuestra apuesta por el transporte público es extraordinaria y en esa línea tenemos que poder tomar más cartas en el asunto.

Usted propone el abono transporte joven hasta los 30 años. ¿Se puede prometer eso sin contar con el beneplácito de la Comunidad?

Espero que tengamos el beneplácito de la Comunidad. Abono transporte para los jóvenes pero también para personas con distinta capacidad o para parados de larga duración.

¿Pero no cree que es una medida poco redistributiva?

Los jóvenes tienen una problemática especial, no sé si es redistributiva o no, pero estamos incluyendo a parados de larga duración y estamos incluyendo también a personas con distintas capacidades. Creo que son muchos los beneficios tanto del transporte joven como del bono cultural.

En una entrevista anterior en este diario aseguró que si dependiera de usted pediría repensar la Operación Chamartín. Parece que no se va a aprobar esta legislatura, según dijo la semana pasada el concejal de Urbanismo, José Manuel Calvo. ¿Promoverá esos cambios en Madrid Nuevo Norte?

Hemos estado hablando de la necesidad de suelo público, pues podemos hacer una gestión pública por medio de un consorcio para tratar de mejorar, somos los únicos que lo proponemos. Si se puede alcanzar un 50% de vivienda pública en distinto grado de protección, creo que es mejor que un 20% o un 30%.

Entonces va a pedir que haya más vivienda pública en la Operación Chamartín.

Sí, pero también mejores zonas verdes y mejor movilidad. Esa zona es ya complicada. Pido que se equilibre porque muchas veces estos desarrollos pueden traer algunas complicaciones para la ciudad de Madrid, para el conjunto de la ciudad, aunque también ofrece son oportunidades. Oportunidades para que haya más viviendas en otras zonas de Madrid.

Pero la Operación Chamartín que ha hecho este gobierno es una apuesta muy personal de la alcaldesa y, de hecho, ya ha dicho que si no se aprueba esta legislatura debería aprobarse inmediatamente después de las elecciones.

Propuesta en la que ha tenido que participar la Comunidad de Madrid obligatoriamente y ha tenido que participar también el Gobierno de España. Hay veces que yo estoy diciendo algunas cosas y pueden molestar tanto a la alcaldesa de Madrid como al ministro de Fomento [José Luis Ábalos]. Es una cuestión de coordinación. Mi única pregunta es, ¿se puede mejorar? Me dicen que sí, pues mejórese. Yo creo que no es grave plantearlo en estos términos. A partir de ahí por supuesto la opción es no retrasarla o quitarla.

¿Y esto de repensar la Operación Chamartín lo ha hablado con el ministro Ábalos?

No. Pero entiendo que no solamente hay que hablarlo con el ministro Ábalos, hay otras partes implicadas, como por ejemplo Adif. Yo no quiero retrasar absolutamente nada, no quiero plantear muchas dudas. Simplemente digo que si puede haber por ejemplo un 50% de vivienda pública, ¿por qué no lo vamos a hacer si es una oportunidad para Madrid? Aprovechémoslo.

Ha mencionado también la Operación Campamento. La alcaldesa manifestó su deseo de rescatar este desarrollo si vuelve a gobernar para construir 11.000 viviendas, pero en esta zona se han planteado otros muchos proyectos. ¿Cuál es el suyo?

El nuestro también es otra oportunidad, es otra oportunidad donde Madrid puede tener también un pulmón verde y un pasillo verde que una toda la ciudad. No estamos hablando solamente de una zona de Madrid, estamos hablando de todo Madrid. Yo veo Madrid en mi cabeza entero, no lo veo por zonas. Lógicamente apuesto por una zona verde que incluya vivienda, pero que en conjunto sea mucho más saludable, visitable, agradable para todos tanto física, como mentalmente y espiritualmente. 


Source link

Deja un comentario