La Policía de Gibraltar liberó sin cargos y bajo fianza a los cuatro miembros de la tripulación del petrolero iraní Grace 1, detenido la semana pasada con el argumento de que llevaba crudo a Siria y violaba las sanciones que la UE impuso contra Damasco, una acusación que Teherán niega, al tiempo que considera la situación como un acto de piratería.

El comunicado policial precisa que la investigación continúa y el petrolero sigue bajo arresto


Source link

Deja un comentario