Un hombre de 53 años murió este sábado en la región de Ariège, en el sur de Francia, mientras participaba en un evento ciclista que no se había cancelado a pesar de la ola de calor que azota Europa desde el viernes. Según medios franceses, el fiscal de Foix está investigando este deceso.

Otro ciclista ha muerto el mismo día en el departamento de Vaucluse, también en el sur del país galo.


Source link

Deja un comentario