La Mesa del Congreso de los Diputados ha decidido este martes ubicar a los 24 diputados de Vox en la parte alta del hemiciclo de la bancada central, el conocido como gallinero y, por tanto, apartados del foco central de la Cámara Baja.

El máximo órgano de decisión del Parlamento ha abordado en su reunión de esta mañana la distribución de los escaños para la nueva legislatura y, ante la falta de acuerdo, la mayoría que ostentan PSOE y Unidas Podemos se ha impuesto por la falta de consenso con PP y Ciudadanos. 

Según la decisión de la Mesa, los de Rivera se sentarán justo al lado de los populares, en la misma bancada, a la derecha de la Cámara, algo que no ha gustado ni al partido de Pablo Casado ni a Ciudadanos. Los dos representantes del PP en la Mesa, la expresidenta del Congreso Ana Pastor y Adolfo Suárez Illana, se han negado a participar en la votación de la nueva distribución. «No estábamos en condiciones de votar», explican fuentes populares. 

Ciudadanos sí ha votado, pero lo ha hecho en contra de la propuesta de la mayoría de la Mesa, controlada por la izquierda. En la legislatura pasada los de Rivera se sentaban en la bancada central, pero ahora pasan a la situada a la derecha, a lo que se oponía a la formación que se define como liberal.

El PSOE ocupará la bancada izquierda de la cámara, su lugar habitual, mientras que Unidas Podemos se sentará en la bancada central, donde se ubicarán también las fuerzas nacionalistas e independentistas. En la parte baja de ese ‘quesito’ central, la zona más visible, se sentarán representantes tanto de Unidas Podemos como del PNV. Detrás de los nacionalistas vascos se situarán los diputados de ERC. 


Source link

Deja un comentario