En Francia ha muerto un bebé olvidado por sus padres en el automóvil de la familia. El domingo anterior, el niño, de un año de edad, había permanecido dos horas en el auto familiar bajo una temperatura ambiente de 30 grados, en la localidad de Gaubertin, en el departamento de Loiret.

Según medios locales, sus padres habían estacionado frente a su domicilio después de hacer las compras y olvidaron al niño. Más tarde, los abuelos, que pasaban de visita, alertaron a los padres. El pequeño fue hallado con un grave nivel de deshidratación. Fue trasladado al hospital regional de Orleans, donde falleció dos días después. 

El fiscal abrió una investigación por «homicidio involuntario».


Source link

Deja un comentario