La NASA registró entre junio y julio una oleada histórica de calor en Alaska (EE.UU.), cuyas temperaturas han alcanzado 32 grados Celsius en lugares donde la marca habitual solo llegaba a 17 grados. En ciudades como Anchorage, Kenai y King Salmon, las temperaturas rompieron récords establecidos hace más de 50 años.

Además, el calor ha estado acompañado por humo espeso debido a la propagación de 38 incendios reportados hasta el momento. Los siniestros han consumido más de 697.000 acres (282.000 hectáreas), que representan el 52 % de toda la superficie quemada este año en EE.UU.


Source link

Deja un comentario