Isabel Díaz Ayuso, hoy inmersa en el debate de investidura para ser la próxima presidenta de la Comunidad de Madrid, fue el nexo con los hermanos De Pedro, los gurús informáticos de la trama Púnica. Lo dijo uno de ellos ante el juez y lo confirmó Francisco Granados durante una de sus comparecencias como imputado. Aseguró que la candidata del PP mantenía con Alejandro de Pedro una relación «habitual» y que fue su contacto para «todo lo que haya hecho» el empresario en las campañas electorales del PP: «Esa relación, quien la tenía con el señor De Pedro, la relación diaria, era la señora Ayuso».

Así lo detalla el exsecretario general del PP de Madrid en los audios de su declaración, a los que ha tenido acceso eldiario.es. Un informe de la UCO ya apuntó a que Díaz Ayuso había mantenido contacto a través de emails con Alejandro de Pedro –el empresario encargado de mejorar la reputación de los políticos del PP y al que presuntamente se pagaba desviando fondos públicos–, y así lo confirmó su hermano Adrián en los audios publicados por VozPópuli. A esa versión se suma la declaración que prestó Granados el pasado 27 de abril de 2018 y de la que hasta ahora solo se conocían algunos extractos.

Esa declaración describe a Díaz Ayuso como una pieza fundamental en el equipo de comunicación de Esperanza Aguirre durante la campaña electoral de 2011. Ella, por su parte, siempre ha dicho que su nexo con la expresidenta regional –pendiente de que el juez decida sobre su imputación– fue como el de «cualquier militante».

«Esa parte de gestión la llevaba la señora Ayuso»

No fue hasta casi el final de la declaración de Granados cuando salió el nombre de Díaz Ayuso. Lo sacó el abogado del empresario Javier López Madrid, quien recordó al principal imputado de la trama Púnica que en una declaración anterior había manifestado que la ahora candidata del PP era la persona designada por Isabel Gallego –exdirectora de Comunicación de Esperanza Aguirre– «para llevar el día a día con Alejandro de Pedro». «Por supuesto», contestó Granados a la pregunta de si se reafirmaba en esas palabras.

El abogado le pide en ese punto que se extienda. Es ahí cuando Granados relata el papel que tenía Gallego, imputada en el caso, al frente de la comunicación del PP y del Gobierno regional, y añade: «Una de las patas de esa comunicación es la gestión de redes sociales y esa parte de gestión la llevaba la señora Ayuso, por lo tanto dependiente en ese asunto de la señora Gallego».

Es en ese punto cuando Granados detalla la relación del empresario de Púnica con Díaz Ayuso: «Todo lo que haya hecho el señor De Pedro en relación al Partido Popular en las campañas electorales, que alguna cosa ha hecho, no sé si mucho o poco, pero alguna cosa se le ha contratado, esa relación, quien la tenía con el señor De Pedro, la relación diaria, era la señora Ayuso». En la siguiente respuesta Granados matiza que no sabe si esa relación era «estrecha» o se producía todos los días, pero que lo que está claro es que era «habitual».

La declaración de Granados se produjo cuando Díaz Ayuso era viceconsejera del Gobierno de Cristina Cifuentes. En una entrevista el pasado domingo en El Mundo, la candidata del PP rebajó al mínimo sus contactos con los hermanos De Pedro: «La única vinculación que puedo llegar a tener es por cuestiones técnicas. No tenía ninguna responsabilidad». Según Granados, fue la encargada de canalizar los contactos con los empresarios de la Púnica que se encargaban de los trabajos de reputación online.

Díaz Ayuso jamás ha sido llamada a declarar por el juzgado de la Audiencia Nacional que investiga la trama Púnica, ni como imputada ni siquiera como testigo. Desde su equipo explican a eldiario.es que De Pedro ya ha dicho que Díaz Ayuso «no había sido nunca su cliente». «Ella solo hacía su trabajo como periodista colaborando de manera voluntaria con la comunicación online del partido», insisten, y añaden que Granados está intentando relacionarla con la trama Púnica sin éxito.

«Vengo aquí a contar cómo funcionaba esto»

El abogado de López Madrid también se interesó por la relación de Díaz Ayuso con Isabel Gallego, que como imputada había declarado que apenas habían trabajado juntas. «Yo no vengo aquí a desmentir a nadie, vengo aquí a contar los papeles y cómo funcionaba esto», dice el expolítico, antes de relatar que toda la comunicación dependía de la jefa de prensa de Aguirre: «Por lo tanto la señora Ayuso, en sus funciones en el partido, reportaba a la señora Gallego».

Gallego acudió a declarar poco después y negó haber nombrado a todas las personas de prensa, como sostiene Granados. Mencionó varias excepciones, como el jefe de prensa de Alfredo Prada, el responsable de los actos del propio Granados, o la propia Díaz Ayuso. De hecho, afirmó que la ahora candidata no dependía orgánicamente de ella, sino de la Secretaría de Comunicación del PP de Madrid. Por entonces estaba dirigida por Lucía Figar, también imputada por los contratos para trabajos de reputación online.

Por su parte, Gallego fue imputada en el caso en el año 2015, cuando era directora de Publicidad y Medios en la campaña de Esperanza Aguirre para la Alcaldía de Madrid. Ella siempre ha negado su implicación en los contratos de reputación online y señaló a Salvador Victoria y Borja Sarasola como los responsables de idear un sistema para que los trabajos se pagaran con dinero público. Aseguró que se desembolsaron más de 150.000 euros.

En su declaración, Granados dijo no conocer el detalle de los trabajos de Ayuso ni si esta podía conocer cómo se pagaba a Alejandro de Pedro. «No tengo la menor idea», dice el expolítico, que añade que no le consta que al empresario se le pagase «de una manera que no fuera a través de transferencia y talón bancario». Lo cierto es que los investigadores sostienen que parte de esos trabajos se pagaron mediante el desvió de fondos públicos, utilizando empresas públicas de la Comunidad de Madrid, y en ocasiones hasta en metálico.

Granados también ahondó en su comparecencia en el papel que desarrolló Díaz Ayuso durante las campañas que, según la Fiscalía y la UCO, se pagaron en B. En aquellos comicios que dieron la mayoría absoluta a Esperanza Aguirre, con la que la próxima presidenta regional dice que tenía una relación como la de cualquier militante, Díaz Ayuso fue «una persona activa en las campañas electorales, sin duda».

Díaz Ayuso ha pronunciado este martes su discurso de investidura en la Asamblea de Madrid. En él ha prometido rebajas fiscales y «tolerancia cero con la corrupción», en una intervención en la que ha empleado citas de Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes para definir su proyecto. Este miércoles será el turno del resto de partidos, antes de la votación en la que PP, Ciudadanos y Vox sumarán sus parlamentarios para elegirla como nueva presidenta de la Comunidad de Madrid.


Source link

Deja un comentario