Para empezar, el lío de siglas y coaliciones. Para estas elecciones se presentan hasta 39 partidos diferentes, como el partido del ‘Pequeño Nicolás’. No es broma. Sin embargo, entre las ecuaciones, perdemos a Equo, que ha quedado fuera de la coalición Unidas Podemos Cambiar Europa, formada por Podemos e Izquierda Unida, y de la coalición de Compromiso por Europea, encabezada por Compromís. A su vez, entre las aliadas más famosas, está Ahora República, con ERC, Bildu y BNG; CEUS, con PNV y Coalición Canaria; y Junts, con Junts Per Catalunya. 

Y, antes de arremangarnos, destacamos algunos datos interesantes:

  1. En la actualidad hay 751 eurodiputadas/os: 480 hombres y 271 mujeres.
  2. En España se eligen un total de 54 eurodiputados/as, con 5 más cuando se materialice el Brexit.
  3. Las elecciones al Parlamento Europeo se celebran cada 5 años desde 1979
  4. Actualmente, hay ocho agrupaciones políticas en el Parlamento Europeo, formadas al más puro mejunje Art Attack. Por ejemplo, en la agrupación de la que forma parte Ciudadanos, también está el PNV y estaba, hasta hace unos meses, el PDeCAT.

Repaso con mirada ecofeminista a varios programas electorales  

UNIDAS PODEMOS CAMBIAR EUROPA – Podemos [5] e IU [6 con su antigua coalición La Izquierda Plural] 

Lo primero que hicimos al enfrentarnos a las 88 páginas de programa fue, llenas de optimismo, hacer Control+F con la palabra «ecofeminismo». Qué ilusas. Cero. Después, llenas de seguridad, buscamos «feminismo»: 3 veces. El alma a los pies. Por último, buscamos «ecologismo», «ecología», «ecológico», «árbol»… Esas palabras, en total, solo aparecían 4 veces. Afortunadamente, algunas amigas nos dijeron que teníamos que darle una oportunidad a su cabeza de lista en estas europeas, María Eugenia Rodríguez Palop, que se presenta como independiente. Palop es una feminista cañera y una conocida ecologista. Así que hicimos el esfuerzo y buscamos más en profundidad. En el punto 5: “poner la vida en el centro”. ¡Esto se anima!

Sí, hay propuestas muy concretas, y que nos gustan: Fin de la brecha salarial, paridad, pero sobre todo, valorización de los trabajos de cuidados y sistemas de atención a la dependencia universales, gratuitos y públicos. En ecología, sin embargo, se quedan algo más flojos, poniendo demasiado el acento en la solución tecnológica.

CIUDADANOS [2]

¡Vamos Ciudadanos! Un lema que nos ha inspirado para seguir buscando su programa electoral. Pero finalmente ha sido tarea fallida. Si lo tienen, no lo hemos localizado. Así que toca buscar la información por otras vías. En primer lugar, el Blog Ciudadanos por Europa, un espacio de noticias en el que poco se dice de su proyecto para Europa y nada de ecologismo o feminismo; casi todas las noticias de los últimos meses tienen que ver con Venezuela o Cataluña. Segundo paso, Twitter: Buscamos a Luis Garicano, cabeza de lista, y después de discriminar tuits sobre que si la tortilla con o sin cebolla, encontramos un hilo con sus compromisos con Europa.

Competitividad, defender nuestra soberanía, fortalecer la economía…, y en el número 8: Una Europa sostenible que combate el cambio climático; en el 9: Proteger nuestro medio rural y marino. Cómo pretenden alcanzar este objetivo, lo deducimos de su programa para las elecciones generales: innovación, competitividad, eficacia tecnológica y eficiencia económica y rentabilidad. Capitalismo verde y feminismo liberal son las recetas de Ciudadanos para la crisis ecosocial.

PARTIDO POPULAR [16]

No es que esperásemos gran cosa en materia de igualdad y ecología. Nunca ha sido su fuerte. Suponemos que tampoco les sorprenderá a nuestras lectoras y lectores que no haya en sus 58 páginas ni una sola mención a la mujer, y ninguna a la infancia, ni a la dependencia o la vejez… Una única vez aparece la igualdad de género, dentro de un párrafo donde se explica el uso de los Fondos Sociales Europeos y las pymes. A la mujer se la cita en la introducción del capítulo dedicado a la política agraria común (PAC), y señalan que tienen la firme intención de “impulsar la participación de la mujer en la economía de las zonas rurales”. Sin embargo, ninguna de las medidas que propone en ese mismo apartado explica cómo pretenden lograrlo. Sí menciona que fomentará “la agricultura familiar, sin poner en peligro la rentabilidad de las granjas de mayor dimensión”. Magia, oiga, porque ya sabemos en Saltamontes que la agricultura industrial es incompatible con el cuidado del medio y la revitalización de lo rural.

En materia de medioambiente podemos “alegrarnos”. Atrás quedaron los tiempos en que el primo de Rajoy inspiraba sus propuestas. Ya no son negacionistas. ¿Habrá que agradecérselo a la exministra de Sanidad y cabeza de lista, Dolors Montserrat? Todo un apartado dedicado al “Cambio climático, medioambiente y Unión de la energía”. En él se habla de transición energética “justa y equitativa” (¡ohhhhh!), pero no se dice cómo se va a lograr. Se especifica, eso sí, que el PP rechaza “la imposición de restricciones y prohibiciones”. Sorpresa. ¿Quién diría que el partido que pretende prohibir y restringir el aborto o la muerte digna, o el libre tránsito de personas ha podido afirmar tal cosa? Traducción: No van a restringir emisiones, ni prohibir vertidos, ni sancionar a sus amigos los empresarios.

En definitiva, pretenden ser “verdes” sin aceptar los límites ambientales y sociales. Todo lo confían a la solución tecnológica, que es algo así como creer en los duendes.

CENTRISTAS POR EUROPA [sin datos en 2014]

No tienen actual representación en Parlamento, pero nos han llamado la atención. Se trata de una coalición formada por el Centro Democrático, Lliures, Unidos para la Independencia de la Justicia y Centrados. El lema a priori podría ser ecofeminista, «un programa para las personas», y hablan bastante de la defensa del medio rural, critican la PAC y los acuerdos internacionales de libre mercado. Plantean un modelo de desarrollo rural en el que se tenga en cuenta a las asociaciones y a los pequeños productores, se apuntan al carro de defender los pueblos y priorizar las redes de fibra óptica. Hablan de políticas medioambientales, pero…, ¿y las mujeres? Nada. La palabra feminismo no se menciona, y se habla de «violencia entre personas» y «defensa de la igualdad». Qué se podía esperar de un partido que se dice heredero de Adolfo Suárez, ese gran seductor.

PARTIDO SOCIALISTA [14]

Las políticas de género e igualdad y las encaminadas a la transición ecológica ocupan los primeros espacios del programa, por detrás del crecimiento y la estabilidad económica (lo primero es lo primero). En las de género encontramos que la primera línea de acción habla del espíritu del 8M. ¡Qué nivel! Y hasta unen la perspectiva de género y la PAC. A ver, a ver, ¡esto suena muy pero que muy bien! Aunque… ¿No es el PSOE uno de los partidos que lleva años, precisamente en Europa, promoviendo una PAC que sigue primando las grandes explotaciones?, ¿que no favorece con políticas claras la alimentación ecológica ni la ganadería extensiva, y que tiene un modelo de generación de empleo en el medio rural basado en grandes explotaciones, muy impactantes a nivel social y ambiental, que solo ha ayudado hasta la fecha a despoblar más las zonas rurales?. Parece que sí, y esto lo sabe hasta Borrell, el cabeza de lista, exministro de Exteriores y un conocido en la política. 

Continuando con la parte ambiental, llegamos a la aclamada “transición ecológica de la economía, que exige un cambio de paradigma”. Proponen retomar las iniciativas de la UE orientadas a superar el PIB como principal indicador del éxito económico, complementándolo con otros indicadores sobre la evolución de las desigualdades… Pero bueno, qué chulo esto, ¿no? Y, ¿por qué no explican esto en el apartado de crecimiento económico? Qué raro. Uy uy uy, somos unas mal pensadas. Escriben propuestas muy bonitas, pero hace unos días el PSOE estaba presionando en la UE para aprobar el uso de un nuevo plaguicida considerado altamente tóxico porque aumenta precisamente la producción agrícola, es decir, el PIB. Para terminar, proponen un “Green Deal para Europa” que financiarán con “un plan de inversiones públicas y privadas mediante la emisión a largo plazo de bonos verdes por la Comisión Europea”. ¿Bonos verdes? Pero, ¿no habíamos cambiado de paradigma económico dos párrafos más arriba para eso de conservar el planeta? Vaya chasco.

VOX [0 diputados/as, pero 244929 votos en 2014] 

En realidad, hemos añadido a VOX en esta lista y en último lugar a modo de meme. Aunque cada vez tenga menos gracia. Podríamos resumir sus 100 propuestas y 25 hojas con tres palabras: Inmigrantes, España y caza. Y para concretar, podríamos aglutinar sus 3 propuestas sobre medioambiente con esta frase: “Queremos UNA CAZA EUROPEA como eje de las políticas medioambientales”. Amén. Aunque, cuidado: “En VOX creemos en la protección del medio natural, pues es parte intrínseca de la identidad de España”. Si sólo fuera parte intrínseca de Cataluña, pues ya no.

En cuanto a igualdad… Nada. Cero. Solo aparece la palabra mujer una vez y en esta frase: “expulsión de los imanes que propaguen el integrismo y el menosprecio a la mujer…”. No esperábamos menos, 

Y a esto es a lo que podemos aspirar en Europa. Os deseamos suerte con las 39 candidaturas y sus correspondientes toneladas de papel y siglas impresas. No os confudáis: no es lo mismo el Frente Popular de Judea, que el Frente Judaico Popular. Nosotras, seguiremos reflexionando. 




Source link

Deja un comentario