Día festivo y soleado de San Isidro en Madrid y octavo aniversario del 15M, en el que más de medio centenar de activistas por el derecho a la vivienda han escracheado a los representantes de PP y Ciudadanos por no comprometerse a aprobar una ley autonómica en materia de vivienda para Madrid.

El #escrachazo convocado por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) y el Sindicato de Inquilinas en la castiza pradera del santo, ha sido dirigido a los representantes de Ciudadanos y del PP. Con pancartas en las que podía leerse “Fuera Buitres de nuestros barrios” y gritando consignas como “Ni un desahucio más” los activistas se han presentado en las casetas de estos dos partidos para protestar. También había carteles contra el patriarcado y el cambio climático, y otro de gran tamaño en el que se podía leer: “Fin del Mundo, Fin de mes, la misma lucha es”.
La primera Escracheada ha sido Begoña Villacís, candidata por Ciudadanos a la alcaldía de Madrid. El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, y el aspirante a la Comunidad, Ignacio Aguado, aunque no estaban con su compañera durante la protesta, se han acercado después a tomar el aperitivo con sus simpatizantes a la pradera de San Isidro.

Villacís, que dará a luz en breve, ha sido perseguida por los activistas hasta las puertas de la capilla al grito de “hay niños en la calle y no le importa a nadie”. La candidata a la alcaldía por Ciudadanos ha advertido que su partido “no se va a amedrentar por estas actitudes de intimidación y acoso”. “A nadie se le escapa que son amigos de Carmena y de Colau. Yo no lo deseo, pero a ver si se van a una caseta más adelante a recordárselo», refiriéndose a la caseta de Más Madrid.

Después, le ha tocado el turno al PP. Mientras la candidata a la Comunidad de Madrid, Isabel Días Ayuso, comía con los simpatizantes del PP en su caseta, llegaban los activistas al grito de “ladrones”, y “no hay pan para tanto chorizo”. Un doble cordón policial se desplegaba para proteger la caseta, mientras los militantes y simpatizantes del PP gritaban “Presidenta, presidenta”.

Instantes después llegaban José Luís Martínez-Almeida, candidato a la Alcaldía de Madrid y al poco tiempo el presidente del PP, Pablo Casado, momento en que los simpatizantes del PP han intentado gritar más que los activistas por la vivienda que coreaban “Ni gente sin casa, ni casa sin gente” y que hacían uso de silbatos y bocinas, produciéndose un ruido ensordecedor propio los hoolignas en los partidos de fútbol. Esto no les ha impedido seguir comiendo entre el griterío de sus simpatizantes y de las activistas.

Las sonrisas y gestos de los políticos para la foto permanecían. Seguían comiendo como si nada bajo un cartel de ración de chorizo. Tras unos 20 minutos sin descanso de escrache en la caseta del PP, las activistas por el derecho a la vivienda han disuelto la protesta, sin mayores incidentes que algún empujón de la policía y puntapiés de simpatizantes de los partidos escracheados. Las activistas se despedían advirtiendo que habrá más acciones si no se comprometen a aprobar una ley de vivienda para Madrid, que  aun no existe.


Source link

Deja un comentario