José María Mazón (Oviedo, 1951) se convirtió el pasado 28 de abril en el primer diputado nacional del Partido Regionalista de Cantabria (PRC), un hito para la formación que fundó Miguel Ángel Revilla hace más de cuatro décadas. Después de ocupar la cartera de Obras Públicas y Vivienda durante varias legislaturas en el Ejecutivo autonómico, este ingeniero quiere ser «la voz de Cantabria en el Congreso». De momento, es el único apoyo externo a la investidura de Pedro Sánchez lejos de la bancada del PSOE y lamenta el bloqueo que existe en estos momentos respecto a esa votación, sin acuerdo a la vista. «España necesita estabilidad, que se alcancen acuerdos y se aborden muchos temas pendientes», asegura. Para superarlo, se atreve con una receta: «Ideas claras, negociación rápida, cierre de acuerdos… y a trabajar. Eso es lo deseable. Es más fácil entenderse en los programas que en las personas que los ejecuten».

¿Cómo está siendo el salto a la política nacional del PRC?

Un poco frustrante por la paralización total que existe a nivel político. De momento, la actividad parlamentaria es mínima. Solo ha habido un pleno simbólico y nos estamos ciñendo a cuestiones burocráticas. El Grupo Mixto es un poco más complicado, con partidos de distinto signo, con algunos diputados suspendidos. Lo que tengo son muchas llamadas y muchas reuniones con colectivos que quieren contarnos sus problemas, que quieren que se les escuche, pero todavía no hemos empezado a trabajar desde el punto de vista parlamentario. Siguen sin constituirse las comisiones en las que se puede controlar al Gobierno, hacer preguntas, presentar iniciativas parlamentarias… Estamos pendientes de que se forme un Gobierno para comenzar a trabajar.

¿Qué efectos concretos tiene esta interinidad?

Para Cantabria tiene el mismo efecto que para el resto de comunidades autónomas, sobre todo respecto a su financiación, ya que depende de que haya en funciones un Ejecutivo que cierre los presupuestos, realice los adelantos a cuenta para pagar servicios básicos y otros muchos compromisos que quedan pendientes y que no se pueden llevar a cabo sin una autorización expresa del Gobierno de España. Todo eso se nota mucho en todas las comunidades autónomas, y en Cantabria tenemos unos acuerdos que hay que impulsar. Es necesario que se produzca la investidura para que haya un Gobierno que pueda actuar con total legitimidad. Y luego por España, que necesita estabilidad, que se alcancen acuerdos y se aborden muchos temas pendientes.

Miguel Ángel Revilla se ha pronunciado varias veces durante las últimas semanas, incluso en su toma de posesión o en la de sus consejeros, sobre la necesidad «urgente» de que la investidura de Pedro Sánchez salga adelante al no existir una alternativa a su Gobierno. ¿El PRC se plantea tomar alguna iniciativa más allá de esas declaraciones públicas para refrendar este deseo del presidente de Cantabria?

Nosotros, en estos momentos, estamos a la espera. Miguel Ángel Revilla, desde el punto de vista mediático, lo está diciendo. Yo también lo he dicho cada vez que he tenido ocasión y lo volveré a repetir en el debate de investidura el próximo día 23. En cualquier caso, no estamos en las negociaciones entre partidos y poco más podemos hacer que comprometer nuestro apoyo.

«El acuerdo en Cantabria tiene una vocación de continuidad y permanencia. Sería muy difícil que alguien rompiera la baraja en ese sentido. Para nosotros, ese planteamiento ahora mismo no cabe. Aquí hay un Gobierno liderado por Miguel Ángel Revilla para cuatro años y solo habría una ruptura drástica en el caso de un incumplimiento muy grave».

¿Le parece que este proceso está siendo más lento de lo deseado y que las negociaciones se están dilatando en exceso?

Desde el 28 de abril han pasado dos meses y medio. Muchas comunidades ya tienen Gobierno, habiendo sido las elecciones autonómicas un mes después. El ejemplo lo tenemos en Cantabria, donde Miguel Ángel Revilla siempre demuestra que es un hombre muy práctico y pone por delante la gobernabilidad y la rapidez. Ideas claras, negociación rápida, cierre de acuerdos… y a trabajar. Eso es lo deseable.

De momento, el PSOE solo cuenta con el voto favorable del PRC en esa hipotética investidura de Pedro Sánchez. ¿Cree que están haciendo lo suficiente para sumar los apoyos que necesitan hasta los 176 escaños?

Yo sé lo que dice la prensa: que el candidato está intentando llegar a acuerdos. Es más fácil entenderse en los programas que en las personas que los ejecuten. Mi información en estos momentos es la que tiene todo el mundo. No sé si hay algo más debajo de todo esto. Parece claro que la decisión está entre si hay un Gobierno de coalición con ministros de Unidas Podemos o no.

¿Y qué postura tiene el PRC a este respecto?

El PRC quiere que haya un Gobierno en España y cuantos más apoyos tenga, mejor. Cómo funciona ese Gobierno o quiénes lo componen nos da igual, en eso no entramos. Lo que queremos es que los que lo formen asuman los compromisos con Cantabria. De momento, el PSOE los ha asumido. Lógicamente, si alguien entra en el Gobierno, exigiremos que los asuman también. No podemos estar a expensas de que una parte los acepte y otra que no.

Prioriza, por tanto, el programa por encima de las personas o los partidos que lo ejecuten…

Efectivamente. Lo que queremos son resultados. Tiene que haber un programa y no nos preocupa tanto que haya distintos interlocutores.

¿Se plantea la posibilidad de que se produzca una repetición electoral o confía en que finalmente se llegue a un acuerdo?

Ahora mismo no nos estamos planteando nada, preferimos esperar. Lo que nosotros deseamos es que no haya repetición de elecciones pero, si no queda más remedio, habrá que hacerlas… Pero repito: no es nuestro deseo. Ya hemos tenido suficientes elecciones este año. La repetición electoral significa que todo se retrasa. Nuestra posición es contraria a que se repitan, pero más no podemos hacer.

¿Una repetición electoral puede complicar la situación política en Cantabria, dado que el acuerdo autonómico PRC-PSOE está condicionado a una serie de cuestiones que se plasmaron en ese documento que firmó usted mismo con José Luis Ábalos?

El acuerdo en Cantabria tiene una vocación de continuidad y permanencia. Sería muy difícil que alguien rompiera la baraja en ese sentido. Para nosotros, ese planteamiento ahora mismo no cabe. Aquí hay un Gobierno liderado por Miguel Ángel Revilla para cuatro años y solo habría una ruptura drástica en el caso de un incumplimiento muy grave. No estamos pensando en esto, yo no lo he hablado con nadie y no creo que haya nadie en el PRC que tenga esta situación en la cabeza.

¿Cómo valora los avances en distintos tramos del AVE a Cantabria que se han producido en los últimos días?

El acuerdo PRC-PSOE comienza a dar sus frutos. Nosotros estamos muy pendientes de todos los trámites y lo cierto es que en los últimos días han salido a información pública los proyectos básicos de los cuatro primeros tramos desde Palencia a Alar del Rey. Con esto se puede terminar el proyecto de construcción para licitar, que es cuando se debe de tener todo listo y con todos los detalles, con todo lo que corresponde. Esto es un paso que es necesario y lo valoramos muy positivamente. Ha sido cuestión de días.


Source link

Deja un comentario