La medida podría provocar consecuencias negativas, como la ralentización de las entregas de los cazas y el aumento del costo del programa, indicó la subsecretaria de Defensa de EE.UU. para Adquisición y Mantenimiento.

La subsecretaria de Defensa para Adquisición y Mantenimiento de EE.UU., Ellen Lord, declaró este 10 de mayo durante una rueda de prensa que su país considera sustituir a Turquía en el programa de venta de sus cazas polivalentes F-35, a la luz de la decisión de Ankara de adquirir los sistemas antiaéreos rusos S-400.

«Llevamos trabajando ya desde hace un tiempo para considerar fuentes de suministro alternativas» de los F-35 en lugar de Turquía, señaló Lord, que al mismo tiempo precisó que Washington «continúa trabajando» con Ankara y espera que usen «un sistema [que esté] conforme a [los estándares de] la OTAN» para la defensa aérea del país.

Al ser preguntada sobre la posible fecha cuando Washington podría encontrar a un reemplazo para Turquía, la funcionaria afirmó que el plazo de momento se está determinando.

Sistemas Patriot en lugar de los S-400

En ese contexto, la subsecretaria de Defensa admitió que la exclusión de Turquía del programa F-35 podría provocar la ralentización de las entregas de los cazas y el aumento del costo. «Vemos la posible ralentización de algunas entregas durante los próximos dos años y unos potenciales efectos en el costo«, indicó, añadiendo que en el Pentágono «creen que podrán minimizar» dichas consecuencias negativas.

Además, Lord afirmó que EE.UU. le ha propuesto a Turquía que compre sus sistemas antiaéreos Patriot en lugar de los S-400, lo que sería una decisión «compatible» con los requisitos de la OTAN. «Actualmente estamos negociando para sustituir los S-400 por los Patriot«, subrayó.

  • EE.UU. ha advertido reiteradamente que Turquía no podrá participar en el programa para crear y adquirir los cazas polivalentes F-35 si compra a Rusia los sistemas de misiles antiaéreos S-400 Triumf, argumentando que no son compatibles con las defensas de la OTAN y que su adquisición comprometería la seguridad de la Alianza
  • El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, resaltó durante una reunión mantenida el pasado 8 de abril con su homólogo ruso, Vladímir Putin, que nadie puede obligar a su país a no comprar los S-400 rusos, ya que esa decisión es «un derecho soberano» de Ankara
  • El mandatario turco aseveró después que el programa F-35 estará «condenado al colapso» si Turquía se queda al margen


Source link

Deja un comentario