Tras 14 días de negativas y evasivas, el Gobierno español ha aceptado acoger a una parte de los rescatados por Open Arms. El Ejecutivo ha trasladado a la Comisión, al gobierno italiano y a los países implicados en esta operación estar «dispuesto a participar en un reparto equilibrado de los migrantes alojados en el barco». 

Según han informado fuentes de La Moncloa, el Ejecutivo «está trabajando con la Comisión Europea y otros países de la UE para lograr una solución común, europea, ordenada y solidaria a la situación del buque Open Arms, situado en estos momentos en aguas territoriales italianas». 

El anuncio supone un cambio con respecto a su postura inicial, pues durante 14 días el Ejecutivo se ha negado a participar en una solución europea apelando a las llegadas de migrantes recibidas en las costas españolas. Durante este tiempo, en el que un centenar de rescatados permanecían en alta mar en precarias situaciones, el Gobierno tampoco ha mostrado su voluntad de solicitar a Bruselas la activación del mecanismo de distribución que aceleraría el desembarco del Open Arms, de bandera española. 

«El gobierno confía en poder alcanzar dicha solución», ha indicado La Moncla en un comunicado. El Gobierno insiste en poner el foco en la Unión Europea para responder a las llegadas de migrantes.  «El reto migratorio debe ser afrontado por la Union Europea mediante mecanismos de colaboración en los que participen los paises miembros, entendiendo que no es un problema exclusivo de los estados ribereños, sino que atañe al conjunto y que, por tanto, ha de afrontarse conjuntamente», ha remarcado. 

El anuncio llega después de la resolución del Tribunal Administrativo de Lieco que ordenó a las autoridades italianas a permitir el acceso del Open Arms a sus aguas territoriales y prestar asistencia a las personas necesitadas a bordo. En estos momentos el barco se encuentra frente a la costa de Lampedusa esperando permiso para desembarcar. 


Source link

Deja un comentario