En estos tiempos en los que las tecnologías parecen mejorar todos los aspectos de nuestra vida existe un apartado en el que, pese a la opinión popular, nos hemos retrasado como sociedad: el saber. Muchos argumentarán que, gracias a Internet, el conocimiento está solo a un clic, y no les falta razón. Sin embargo, no todo lo que aparece en la Red tiene que verse como una verdad innegable, pues son muchos los casos en los que la información que aparece en la web está incompleta, manipulada o es falsa. Me gustaría hacer una llamada al pensamiento crítico de cada uno, para que la próxima vez que se encuentre debatiendo o preguntándose cualquier cosa investigue, piense y analice diversas fuentes en vez de estar seguro de algo “porque lo ha visto en Internet”.

Jaime B. García Rodríguez. Sevilla

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.




Source link

Deja un comentario