La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU. (CBP, por sus siglas en inglés) cerró temporalmente el mayor centro de procesamiento de migrantes en el sur de Texas, luego de detectarse un brote de influenza. Así lo confirmó este martes un funcionario de ese organismo, citado por The Washington Post.

La CBP identificó dentro de esas instalaciones a 32 personas con el virus, gracias a un riguroso control de salud, y procedió a ponerlas en cuarentena para evitar su propagación. Muchas de ellas presentaban fiebre alta y mostraban signos de malestar asociados con la gripe.

Los nuevos arrestados serán enviados a otros centros de detención «hasta que se resuelva esta situación», precisó la CBP en una declaración a CBS News.

El cierre del centro se produce un día después de la muerte de Carlos Hernández Vázquez, un ciudadano guatemalteco de 16 años, que estaba bajo custodia de la CBP. La causa de su muerte aún se desconoce, pero le habían diagnosticado influenza A. 

Los agentes detuvieron al menor el pasado 13 de mayo cerca de Hidalgo, Texas, tras ingresar de forma irregular al país. Seis días después, el 19 de mayo, fue trasladado a la estación de la Patrulla Fronteriza en Weslaco. Allí fue encontrado sin vida durante una inspección de rutina. 

Desde diciembre de 2018, Hernández Vázquez es el quinto menor de edad guatemalteco que fallece tras ser detenido en la frontera, de acuerdo con las autoridades.


Source link

Deja un comentario