José Antonio Urruticoetxea Bengoetxea, alias Josu Ternera, ha sido detenido este jueves tras 17 años fugado en una operación en la que han participado la Guardia Civil y el Servicio de Inteligencia interior galo, según ha confirmado el Ministerio del Interior.

La detención se ha producido en las primeras horas de la mañana en la localidad de Sallanches, en los Alpes franceses. Llevaba prófugo de la Justicia desde 2002, año en la que protagonizó su última aparición pública, en Ginebra, donde participó junto a Arnaldo Otegi en una reunión con periodistas de la Asociación de Corresponsales Acreditados ante la ONU en la sede de las Naciones Unidas en la capital suiza.

Con Josu Ternera cae el último líder simbólico que le quedaba a ETA una vez derrotada. Su vida transcurrió entre los cargos de representación pública y la clandestinidad, pero siempre al servicio de una organización en la que ejerció prácticamente todas las funciones, incluido la de negociador en los fallidos procesos de diálogo con el Gobierno.

Hace ahora un año, el 3 de mayo de 2018, Urruticoetxea prestó su último servicio a la banda terrorista al participar junto a Soledad Iparragirre, Anboto, en el vídeo en el que ETA certificó su desaparición. En concreto, insertaron sendos audios de estos dos veteranos terroristas.

Cooperación hispano-francesa

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha puesto en valor este jueves la cooperación entre Francia y España tras conocerse la detención de Josu Ternera. «La cooperación franco española vuelve a demostrar su eficacia. Mi reconocimiento a la Guardia Civil y al Servicio de Inteligencia francés, la DGSI, por la detención del dirigente de ETA, Josu Ternera, en Francia», ha señalado el presidente del Gobierno en un mensaje en su perfil de Twitter.

 

Igualmente, Sánchez ha querido enviar un mensaje de apoyo a las víctimas de la banda terrorista. «Hoy más que nunca un abrazo a todas las víctimas del terrorismo», ha añadido.




Source link

Deja un comentario