Para este fin, Washington y sus aliados esgrimen el derecho a la autodefensa establecido por la Carta de la ONU, subraya el subsecretario del Consejo de Seguridad ruso.

Estados Unidos intenta crear un mecanismo legítimo para culpar a otros países de realizar ataques cibernéticos sin necesidad de pruebas con objeto de responder militarmente, incluidos ataques nucleares, a países incómodos, opina el subsecretario del Consejo de Seguridad de Rusia, Oleg Jrómov.

En declaraciones a Rossiiskaya Gazeta, el funcionario mencionó el concepto de atribución colectiva de culpabilidad ‘Name and Shame’ (‘Identifica y Avergüenza’) promocionado por Washington como fundamento probatorio contra una u otra nación.

«El factor principal a la hora de determinar a culpables será, tal vez, el contexto político, y el argumento probatorio será la tesis conocida ‘highly likely’ (altamente probable)», afirmó Jrómov.

«El objetivo es claro: legalizar la posibilidad de realizar ataques no solamente informativos sino también operaciones militares contra los países incómodos, incluido el uso de armas nucleares«, subrayó.

Jrómov explicó que Washington y sus aliados consideran los problemas de seguridad de las tecnologías de información y comunicación desde el punto de vista de la conyuntura geopolítica y ánimos de lucro, por lo que presentan de manera permanente acusaciones de realizar ataques cibernéticos contra aquellos que no sean sus partidarios políticos.

Washington y sus aliados «coinciden en que se puede culpar a cualquier país de un incidente cibernético y abogan por la posibilidad de emprender cualquier acción de respuesta citando el derecho a la autodefensa establecido por la Carta de la ONU».


Source link

Deja un comentario