Barcelona en Comú someterá a consulta de su militancia si quieren un acuerdo de gobierno con el PSC en el que Ada Colau sea alcaldesa de Barcelona o si prefieren un pacto con ERC en el que sea Ernest Maragall el alcalde. Estas son las dos opciones que el partido lleva a una votación interna que estará abierta hasta el viernes, un día antes del plenario de constitución del Ayuntamiento. 

La pregunta es la siguiente: «Ante este escenario [en referencia a los ‘vetos’ entre ERC y PSC] hay dos posibilidades de gobierno. ¿Con cuál de estas opciones estaría de acuerdo? A) Acuerdo de gobierno entre BComú y PSC, con Ada Colau de alcaldesa o B) Acuerdo de gobierno con ERC y BComú, con Ernest Maragall de alcalde».

A diferencia de otras consultas internas, en esta ocasión Colau y su equipo defenderá una de las opciones: el acuerdo con los socialistas que requiere de los votos de Manuel Valls. Sobre ello, la alcaldesa en funciones ha hablado más claro que nunca. «No nos gusta y lo digo abiertamente», ha arrancado la líder de los ‘comuns’, pero ha argumentado: «No hemos de renunciar a gobernar por tres votos regalados, sin condiciones y que no hemos ido a buscar».

La Coordinadora del partido constató finalmente este jueves que no podrán formar su deseado tripartito de izquierdas con ERC y PSC, después de estas dos formaciones lo descarten y de que los socialistas se nieguen incluso a celebrar una reunión a tres. Si finalmente Colau opta a repetir al frente del ejecutivo municipal con un pacto con el PSC –esta es la condición que les pone Jaume Collboni–, además de sus votos en la investidura deberá contar al menos con la mitad de los del grupo de Ciudadanos, concretamente los tres que controla Manuel Valls. 

Los ‘comuns’ someterán la pregunta a votación de su registro de inscritos. Si la semana pasada fue el plenario –formado por unas 2.000 personas– el que decidió casi por unanimidad avalar que Colau se postulase para revalidar la alcaldía, esta vez la consulta, de forma telemática, se trasladará a una base más amplia, los aproximadamente 10.000 inscritos que ya votaron en 2017 sobre la ruptura del pacto de gobierno con el PSC después de su apoyo al 155.

Una particularidad de la consulta es que los acuerdos de gobierno a los que se refiere se firmarían «después» de la investidura y su concreción se sometería «nuevamente» a votación de las bases de la organización. 


Source link

Deja un comentario