Sin hacer ni una sola mención a la corrupción que ha asolado al PP de Madrid y que le vincula con tramas como la Púnica, el portavoz de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid, Ignacio Aguado, que se convertirá próximamente en vicepresidente de la Comunidad una vez este miércoles sea investida como presidenta la popular Isabel Díaz Ayuso, ha defendido hoy su acuerdo con el PP y con Vox para poder formar el Ejecutivo regional mientras ha dedicado la mayor parte de su discurso durante el pleno de investidura a cargar contra la izquierda.

«Vox presentó un documento para esta legislatura con propuestas que son perfectamente asumibles por el futuro Gobierno regional», ha asegurado Aguado, como ejerciendo ya de miembro del nuevo Ejecutivo presidido por Ayuso. «Eso es lo que nos ha traído aquí. Que haya una mayoría absoluta y social que quiere poner en marcha medidas beneficiosas para el conjunto de los madrileños, que no quieren sablazos fiscales, que eliminen la concertada o que haya chiringuitos políticos», ha afirmado.

Aguado se ha centrado, no obstante, más que en defender su acuerdo de Gobierno a criticar a la izquierda. «Donde sí hay una mayoría social es en esta cámara para que ustedes no gobiernen, la izquierda, los populismos», les ha dicho a Unidas Podemos y a Más Madrid.

Dirigiéndose específicamente a Íñigo Errejón, le ha dicho: «Usted empezó apoyando el régimen de Castro y no es que haya cometido un error con Cuba, con Venezuela, sino que insiste en el error con los peronistas».

A su juicio, las previsiones económicas le hacen vaticinar que «vienen nubarrones muy muy oscuros, viene una tempestad y curvas que van a afectar a la economía y al Estado del bienestar». Por eso ha considerado que «necesitaríamos certidumbre, un Gobierno».

«Pero lo que tenemos en España es un presidente interino, que está de vacaciones en Doñana para reunirse con sus estrategas electorales y ver qué le interesa a él», ha denunciado el portavoz de Ciudadanos. En este sentido, ha denunciado el «espectáculo que dieron en la última investidura fallida» los partidos de izquierda. El pleno pareció, a su juicio, «un bazar donde uno ofrecía un ministerio u otro». Verdadera vergüenza ajena.

Para Aguado «en España lo que tenemos es a los nacionalistas envalentonados». «Frente a la inestabilidad de Sánchez podemos garantizar estabilidad en la Comunidad de Madrid, faro de libertad e igualdades en toda Europa», ha concluido.

A los partidos de izquierda, les ha añadido: «Estoy convencido de que muchas medidas les gustan a sus votantes, y les gustan mucho. Si les gustan y votan en contra tendrán que reconocer que su obsesión por los sillones y su ego les importa más que cualquier política pública».


Source link

Deja un comentario